Manifestación 30J: ni mordazas ni pres@s politic@s

Manifestación 30J: ni mordazas ni pres@s politic@s

Martes 30 de junio. Último día antes de la vuelta a las medidas más represivas contra la libertad de expresión del último franquismo. Aprobadas en marzo bajo la apisonadora de una fascista mayoría absoluta, horas más tarde entraría en vigor el ya conocido trío de mordazas: Pacto Antiterrorista, Ley de Seguridad Ciudadana, reforma del Código Penal.

 

Más de 80 movilizaciones del 25 al 30 de junio en todo el territorio estatal demostraron que no vamos a tener miedo. La vuelta a los tiempos de la dictadura ha comenzado: en la madrugada del pasado 4 de julio una chavala de alicante fue sancionada con una multa de 651 euros por llevar una camiseta con las siglas ACAB (All Caps Are Bastards = todos los policías son bastardos… o quizá All Colors Are Beautiful = Todos los colores son hermosos…). Sólo uno de los ejemplos paranoicos de acontecimientos a los que nos vamos a enfrentar a partir de ahora…

Algunas perlitas del Código Penal son las penas de 6 meses a 2 años de cárcel por tener solidaridad con personas extranjeras o practicar el top manta (antes falta, ahora también delito), de 3 meses a un año por difundir manifestaciones en tuiter (aunque no vayas) si hay algún altercado, de 6 a 18 meses por resistencia pasiva a la autoridad y de 3 a 6 meses por la ocupación de entidades bancarias (aunque estén en horario de atención al público).

Por su parte la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, desde su gestación ya conocida como Ley Mordaza, incrementa de manera exacerbada las sanciones y las burocratiza (ahora será la Administración quien sea juez y parte), elevando las cuantías:

-De 100 a 600 euros por reuniones en espacios públicos, ocupación y permanencia en cualquier edificio ajeno o la vía pública, escalar edificios o la venta ambulante (top manta).

-De 601 a 30.000 euros por negarse a disolver una reunión, manifestaciones  frente al Congreso, Senado o Parlamentos Autonómicos, impedir un desahucio, piquetes informativos, resistencia a la autoridad o difusión de imágenes de agentes de seguridad.

-De 30.001 a 600.00 euros por las protestas en infraestructuras de las telecomunicaciones o por la celebración de espectáculos o actividades recreativas en contra de la prohibición de la autoridad correspondiente.

-Además de la legalización de las devoluciones en caliente. Único punto que está en vigor desde su aprobación en las Cortes, en vez de esperar al 1 de julio.

Así pues, el Trío de Mordazas se convierte en la gran herramienta represiva del gobierno frente a la incómoda protesta activa que los movimientos sociales han venido haciendo en los últimos años. Es curioso que haya epígrafes para cada uno de los agentes sociales más molestos: la PAH y asambleas de vivienda, las protestas mediáticas de GreenPeace, las acciones sindicales y piquetes informativos durante las huelgas generales… O que se hayan ido incorporando sanciones, como la de protestas en infraestructuras de las telecomunicaciones justo después de una gran huelga en RTVE… Y por supuesto, la criminalización de la gente más pobre, a la que se margina, se aísla… Se machaca: una de las sanciones es por deslucimiento del mobiliario público, y va directamente dirigido a la gente que duerme en la calle. De traca.

Se da el caso de que muchos hechos sancionables administrativamente sean al mismo tiempo causa de delito… El mismo juez Elpidio Silva en entrevista en Cuatro comentaba que podía ser una buena idea para paralizar las multas: si una conducta es sancionada por la Ley de Seguridad Ciudadana y al mismo tiempo se inicia proceso judicial por el Código Penal, la parte administrativa debe paralizarse hasta que no esté resuelto si es o no legítima por parte de la judicatura. No en vano han pasado a ser sancionables por la Administración aquellos hechos por los que antes seríamos juzgados: los magistrados mayoritariamente han dado la razón a la ciudadanía… Todo va a ser cuestión de explorar los límites. La Comisión de Legal Sol ya publicó en diciembre del año pasado un manual para empezar a combatir las sanciones que nos vayan llegando. Porque no se trata de quedarnos en casa. Ahora más que nunca, hay que salir a la calle. (Dicho manual puedes encontrarlo aquí: https://burorresistiendo.wordpress.com/ )

Y por eso las calles de Madrid quisieron ser un clamor popular contra esa política de terror en la que pretenden sumirnos. Bajo el lema No Somos Delito – Sin Mordazas, quince mil personas gritaron de Neptuno a Sol pasando por Cibeles que no nos van a callar. Una manifestación multitudinaria organizada gracias a un potente trabajo de equipo en el que la generosidad, buen rollo y compromiso primaron en cada una de las reuniones organizativas.

En su inicio, la convocatoria para ese día partió y fue legalizada por el Bloque Unitario (Madres contra la Represión, Solidaridad Obrera, CNT Gráficas y Comarcal Sur, CGT, SAS, SUSH y Asamblea de Vallecas por la Huelga General), pero a ésta se unieron o la Plataforma No Somos Delito (formada por militantes propios y provenientes de otras organizaciones como GreenPeace, Avaaz, asambleas del 15M, Amnistía Internacional, Cáritas, y un largo etc), l*s Yayo Flautas, Solfónica, Red de Solidaridad Popular, etc. A las ocho menos cuarto partía la cabecera de No Somos Delito seguida por movimientos sociales, sindicatos, y algunas formaciones políticas (republicanas y asambleas de círculos de Podemos). Tras nuestra pancarta del Bloque (“No a las Leyes Mordaza – Presxs Políticxs Libertad) se oyeron muchos gritos en apoyo a Alfon, igualque en toda la cola de la manifestación. El calor fue mejor llevado gracias a batucadas y agrupaciones musicales acústicas, como los Sikuris del Patio Maravillas con su música andina. Gente con sprays de agua nos hicieron más llevadero el recorrido de Neptuno a Sol, custodiad*s siempre por la atenta mirada de un león amordazado, réplica de uno de los que en silencio vigilan el Congreso de los Diputados. Hoy, más silenciosos todavía que ayer. Tras la llegada a Sol, con la lectura del manifiesto y una magna actuación de la Solfónica, la manifestación fue desconvocada. Uince minutos antes y de forma espontánea, compañer*s de CNT de la Comarcal Sur a su paso por la tienda de Futbolmanía (Puerta del Sol nº 5), aprovecharon para recordarle a FUTBOLCORNER SL que debe solucionar el conflicto abierto por la precariedad con que castiga a sus trabajador*s y por los despidos injustificados con que sanciona a quien reivindica los derechos que marca el convenio. Ya lo decía el lema de la manifestación: Sin Mordazas…

Horas más tarde, a las 11,55 otra convocatoria hecha por movimientos sociales diversos llenó las inmediaciones del Congreso de gente que sentada pacíficamente y en silencio comenzaba el período de mordazas sociales desobedeciendo la ley. Los colectivos convocantes no quisieron legalizarla como otro acto más de desobediencia civil y protesta ante las cuantiosas multas con las que se castiga a quien solicita las autorizaciones pertinentes. Frente a lo que viene a partir de ahora sólo queda ejercer nuestra resistencia y desobediencia civil. Porque sólo las pararemos si seguimos trabajando juntas bajo el pensamiento, una vez más, de que SÍ SE PUEDE.

No hay comentarios